CANALOPLASTIA: NUEVA TÉCNICA QUIRÚRGICA PARA TRATAR EL GLAUCOMA

El Servicio de Oftalmología del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca ha implantado una nueva técnica quirúrgica para el tratamiento del glaucoma denominada canaloplastia, “con mejores resultados y menor tratamiento farmacológico para los pacientes”, según el hospital.

El centro hospitalario reconoce que “la puesta en práctica de esta nueva técnica ha sido posible gracias a la formación que ha recibido una de las facultativos del Servicio de Oftalmología del Virgen de la Luz, la doctora María Rojo, que en el año 2009 estudió la Subespecialidad de Cirugía de Glaucoma en Ciudad de México y también por la colaboración recibida por parte de todos los integrantes del Servicio de Oftalmología”.

El glaucoma, que “constituye la segunda causa de ceguera en el mundo, es una neuropatía óptica en la que el aumento de la presión intraocular por la disminución de la salida del humor acuoso suele ser el factor más importante a considerar. El objetivo es lograr bajar la tensión del ojo para frenar el daño irreversible del nervio óptico y si con fármacos no se logra, es necesario recurrir a la intervención quirúrgica”, indican desde el SESCAM.

Seguimiento continuo

Para el abordaje de este tipo de patologías, la cirugía habitual suele ser la trabeculectomía y la escleroctomía profunda no penetrante que se realiza en el Hospital de Cuenca desde el año 2010. El mayor inconveniente de ambas cirugías es que la nueva vía de salida del humor acuoso tiende a cicatrizar y a cerrarse por lo que es necesario realizar un seguimiento continuo al paciente y administrar tratamiento farmacológico.

Sin embargo, como señalan desde el Hospital conquense, “en los últimos años, la canaloplastia ha supuesto un importante refinamiento técnico de las cirugías filtrantes no perforantes. Se ha conseguido llegar a la zona de filtración circunferencial del canal de Schelemm, introducir una sonda por el canal y anudar un hilo milimétrico (prolene), que permite que vuelva a abrirse esa vía de drenaje natural del ojo, lo que incide en la mejora de la salida del humor acuoso y en la reducción de la presión ocular”.

Esta técnica, que fue desarrollada por primera vez por el profesor del Departamento de Oftalmología del Hospital Universitario de Basilea (Suiza), Matthias Grieshaber y que la doctora Rojo, con el asesoramiento del doctor Javier González Rodríguez, oftalmólogo de la clínica IGlaukom de Vigo, lleva practicando los últimos ocho meses en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, “ha permitido ya la intervención de diez pacientes cuya evolución ha sido muy positiva”, según el centro médico.

 

Fuente: Acta Sanitaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s