CRITERIOS DE VALORACIÓN DE DISCAPACIDAD VISUAL CUANDO SE SOLICITA INCAPACIDAD (LA ESCALA DE WECKER)

La Ceguera es privación de la sensación visual o del sentido de la vista, pero esta definición no aborda todos los matices:

Ceguera total (real): recibe el nombre de Amaurosis, personas que carecen totalmente del sentido de la vista. Es muy poco frecuente. No existe ningún resto visual funcional.
Ceguera legal: hace referencia a unos límites de pérdida visual y por tanto se trata de un concepto que puede cambiar de unos países a otros. Es un concepto establecido socialmente, legalmente para determinar en que punto una persona se considera con una discapacidad grave y se puede afiliar a diferentes organizaciones. En España este tipo de ceguera lo establece la ONCE, se ha de disponer en ambos ojos el menos de una de las siguientes condiciones :
Tener una agudeza visual igual o inferior a 0,1 obtenida con la mejor corrección óptica posible.

Tener un campo visual reducido a 10º o menos.

La Agudeza visual es uno de los principales parámetros para determinar la visión útil del sujeto. Es la capacidad de la persona para percibir formas así como sus detalles. EL estímulo que nos ponen delante se llama optotipos, para comprobar nuestra agudeza visual, o los diversos paneles. En España se emplea una escala determinada, en ella se plasma la agudeza visual en un número, esta escala es la escala de Wecker,

Captura de pantalla 2016-04-20 a las 17.52.49.png

 

Descargar aquí:

Escala de Wecker

que se expresa en fracciones, Ej: 1/10 esa persona ve a un metro lo que una persona con agudeza visual normal ve a 10m. Lo normal es que esta escala se traduzca en decimales (1/10>0.1)

El Campo visual es área de espacio que percibe el ojo, capacidad para percibir los objetos situados fuera de la visión central (amplitud de campo). La valoración del campo visual se hace a través de la campimetría.

El #criterio que utilizan los tribunales para conceder una prestación de incapacidad permanente en caso de perdida de visión, viene marcado por la escala de Wecker, que es un criterio médico que establece unos porcentajes según la pérdida de visión, y según sea mayor o menor ese porcentaje se les asigna un grado de incapacidad permanente y que son muy fiables, y desde luego tenidos en cuenta por los jueces a la hora de conceder a un trabajador una incapacidad parcial, total, absoluta, o ninguna, según que porcentaje de pérdida visual padezca.

El funcionamiento es muy sencillo, teniendo en cuenta que un ojo sano equivale a 1 y una ceguera equivale a 0 se elige según cuál sea el ojo más sano y cual el peor un lado de la tabla y el número resultante es la pérdida de agudeza que tendremos que mirar si está dentro de alguna incapacidad.

Por supuesto, es una circunstancia más a valorar por el juez, además de la profesión, edad, otras dolencias y secuelas que presente el trabajador; pero se puede decir que si la principal patología es la pérdida de visión y no alcanza esos porcentajes mínimos que marca el cuadro, es prácticamente seguro que el trabajador no será merecedor de ninguna incapacidad permanente por mucho que recurra.

También existe otro criterio orientador, y es el Reglamento de Accidentes de trabajo de 22 de junio de 1956, que suele ser usado por el juez y es que la pérdida de un ojo si el otro queda reducido en un 50% se considera incapacidad permanente absoluta.

Por ejemplo si en el peor ojo tenemos 0,3 y en el más sano 0,6 vemos que arroja un porcentaje de 25% lo que estaría en el límite de la Incapacidad Permanente Parcial.

Es verdad es que no es lo mismo una persona que trabaje en el campo cogiendo naranjas a otra que trabaje en un laboratorio donde la agudeza visual que se le exige es mucho mayor, de forma que aunque según la tabla no sea merecedora de una IP, pues atendiendo a estas circunstancias concurrentes como comentaba antes se le puede acabar concediendo.

En algunos casos incluso, como el trabajador no llegaba al porcentaje aplicable según esta escala el juez utilizando este criterio desestima la solicitud de la pensión, en cambio, otras veces, el trabajador aplicándole esta escala resulta que entraría dentro de la incapacidad total, pero el juez acaban diciendo que bueno.. es un criterio orientador, por eso has visto que arriba he puesto lo de criterio entre comillas.

 

Fuente: Javier Ortega. Abogado ©

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s