LA MEMBRANA DE BRUCH EN LA DEGENERACIÓN MACULAR ASOCIADA A LA EDAD (DMAE)

LA MEMBRANA DE BRUCH 

 

La degeneración macular seca es el tipo más común de AMD. Esta forma, en la que las células fotosensibles de la mácula se descomponen lentamente, se diagnostica en 85-90 por ciento de los casos. Depósitos amarillos llamados drusas (productos de desecho extracelular del metabolismo) se forman y se acumulan debajo de la retina entre la capa del epitelio pigmentario retiniano (EPR) -“retinal pigmented epithelium” (RPE)- y de la membrana de Bruch, que apoya la retina. Las drusas a menudo se encuentran en los ojos de las personas de edad avanzada, pero un aumento en el tamaño y el número de estos depósitos es frecuentemente el primer signo de la degeneración macular. Con el tiempo, las drusas se asocian con deterioro de la mácula y la muerte del epitelio pigmentario retiniano (RPE) y células fotorreceptoras, resultando en una borrosa o manchada pérdida de la visión clara y recta. La forma seca de AMD cuenta con tres etapas:

AMD Temprana – los pacientes tienen varias drusas pequeñas o algunas drusas de tamaño mediano. No hay pérdida de la visión o síntomas en esta etapa.
AMD Media – los pacientes tienen muchas drusas de tamaño mediano o una o más drusas grandes. Algunas personas pueden necesitar más luz para tareas como la lectura. Una mancha borrosa puede aparecer en el centro del campo visual.
AMD Avanzada – los pacientes presentan un gran número de depósitos de drusas y una ruptura de epitelio pigmentario retiniano (RPE) y las células fotorreceptoras (sensibles a la luz) y de tejidos de soporte de la retina. Una gran mancha borrosa se produce en el centro del campo visual y pueden llegar a ser más grande y más oscuro, a la larga provoca una pérdida total de la visión central.

La degeneración macular húmeda ocurre cuando vasos sanguíneos anormales crecen detrás de la mácula al ir muriendo el epitelio pigmentario retiniano (RPE) las células fotorreceptoras. La membrana de Bruch empieza a romperse, por lo general cerca de los depósitos de drusas, y crecen nuevos vasos sanguíneos. Este crecimiento se llama neovascularización. Estos vasos sanguíneos son muy frágiles y pueden gotear líquidos y sangre, lo que resulta en la cicatrización de la mácula y el potencial para un rápido, y grave daño.

La visión recta hacia el frente puede hacerse distorsionada o perderse en su totalidad en un corto período de tiempo, a veces días o semanas. La degeneración macular húmeda representa aproximadamente el 10 por ciento de los casos, pero resulta en el 90 por ciento de los casos de ceguera legal. Todos los casos de la AMD húmeda se consideran avanzada.

La información anterior no debe en modo alguno sustituir el asesoramiento de un profesional calificado de la salud y no constituye el consejo médico.

Para más información, póngase en contacto con Macular Degeneration Research, a program of the BrightFocus Foundation (Investigación de Degeneración Macular, un programa de la BrightFocus Foundation), en el 22512 Gateway Center Drive, Clarksburg, Maryland 20871, o llame al 1-800-437-2423.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s