CURSO DE AUTOFORMACIÓN PARA EVALUAR LA ACCESIBILIDAD DE UN MÓVIL

GRACIAS A AMÓVIL PODEMOS EVALUAR SI NUESTRO DISPOSITIVO TIENE TODAS LAS FUNCIONES ACTUALIZADAS Y PODREMOS CONOCER SU ACCESIBILIDAD.

El portal Amóvil es una iniciativa liderada por la Fundación ONCE, a quien agradecemos desde DOCE su dedicación a la hora de desarrollar este tipo de acciones.

1. Introducción

Los dispositivos móviles están diseñados para que cualquier persona acceda a la información con facilidad, independientemente de la situación o lugar en el que se encuentre o de la tecnología utilizada. De hecho, el desarrollo de la tecnología móvil ha redundado en importantes beneficios para todos, pero muy especialmente para personas con necesidades especiales. Entre otras cosas han hecho posible que algunos usuarios con limitaciones funcionales, accedan a la información autónomamente.

Sin embargo, cuando los dispositivos móviles no están bien diseñados pueden suponer importantes barreras que dificultan el acceso a la comunicación y a la información. También contribuyen a incrementar la brecha digital y a la exclusión social de las personas con necesidades especiales.

En este curso se proporcionan las pautas, los criterios y las técnicas de aplicación para que los participantes aprendan a analizar la accesibilidad de un dispositivo móvil. Se trata de una herramienta de autoformación online basada en los principios de accesibilidad universal y diseño para todos, cuya creación ha sido posible gracias al patrocinio de la Fundación Vodafone España.

Este curso también pretende contribuir a que los desarrolladores, expertos y usuarios de tecnología móvil en general, dispongan de información sobre las características de accesibilidad que debe incorporar un terminal móvil para que puedan ser utilizados por todos en igualdad de condiciones, con independencia de sus capacidades. Los objetivos específicos son los siguientes:

Familiarizar a los alumnos con los conceptos básicos de accesibilidad.
Explicar los beneficios de la accesibilidad a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para la sociedad en general.
Familiarizar a los participantes con las normativas actuales de ámbito local e internacional que regulan la accesibilidad a las TIC.
Explicar las necesidades reales de las personas con discapacidad en lo que respecta a la tecnología móvil y cómo los diferentes usuarios interactúan con ella.
Explicar qué son los productos de apoyo y su importancia para las personas con discapacidad.
Explicar las pautas de accesibilidad que conforman la metodología de evaluación de los terminales móviles.
El curso se divide en tres módulos. El módulo 1 trata sobre los aspectos generales sobre accesibilidad a las TIC; el módulo 2 sobre los usuarios y cómo interactúan con la tecnología. En el módulo 3 se exponen las pautas y los criterios de accesibilidad así como las técnicas de aplicación.

Módulo 1. Aspectos generales sobre accesibilidad a las Tecnologías de la Información y la Comunicación

2.1. Definiciones y conceptos
Accesibilidad: el término “accesibilidad” hace referencia al acceso pleno a un medio físico o virtual, independientemente de las capacidades de los usuarios, el tipo de tecnología utilizada y el contexto.

En la norma ISO/TC 16027, se define como “la facilidad de uso de forma eficiente, eficaz y satisfactoria de un producto, servicio, entorno o instrumento por personas que poseen diferentes capacidades. Por tanto, la accesibilidad electrónica hace referencia a que los productos y servicios electrónicos puedan ser utilizados por los usuarios con efectividad, eficiencia y satisfacción en un contexto de uso determinado”.

Usabilidad: el concepto de usabilidad está íntimamente ligado al de la accesibilidad. De hecho, una buena usabilidad puede facilitar la accesibilidad. La Norma Internacional ISO 9241-9 define este término como “la efectividad, eficiencia y satisfacción con las que un producto permite a los usuarios alcanzar objetivos específicos en un contexto de uso específico”.

Efectividad: exactitud y grado en el que los usuarios alcanzan completamente sus objetivos. Algunos indicadores que pueden usarse para medir la efectividad de un producto son la calidad de la solución o del servicio que provee, que a su vez se mide por la interacción de un usuario con un determinado sistema, y la tasa de errores.
Eficiencia: exactitud y el grado en el que los usuarios alcanzan sus objetivos de forma completa. Asimismo, se refiere a los recursos o los medios empleados para lograrlos. Algunos indicadores que se pueden utilizar para medir la eficiencia son el tiempo de aprendizaje empleado para llevar a cabo las tareas.
Satisfacción: se refiere a la comodidad y a las actitudes positivas del usuario hacia un determinado producto o servicio.
Según el World Wide Web Consortium (W3C), la accesibilidad a la tecnología se fundamenta en cuatro principios generales:

Los usuarios deben percibir todos los componentes y la información presentada en una interfaz.
Los usuarios deben poder operar todos los controles y navegar por todos los menús sin ninguna dificultad.
Los usuarios deben poder entender la información y la manera de usar una interfaz de usuario. Esto significa que el contenido y la manera de usarse debe ser fácil de comprender.
El contenido debe ser lo suficientemente sólido para poder ser interpretado por una gran variedad de agentes de usuarios incluidos los productos de apoyo. Esto significa que los usuarios deben tener acceso completo al contenido según avanza la tecnología. El W3C es la entidad responsable de fijar los estándares en Internet y a ella pertenecen más de 500 organizaciones, entre ellas la Fundación ONCE.
2.2. Beneficios de las TIC accesibles
Las tecnologías de la información y la comunicación accesibles (TIC) aportan múltiples beneficios a la sociedad en su conjunto. Algunos de ellos son los siguientes:

Promueven la igualdad al fomentar la participación de todas las personas.
Disminuyen los costes de desarrollo y mantenimiento.
Se adaptan a cualquier tecnología, entorno o usuario, y mejora la compatibilidad y calidad de los equipos.
Contribuyen a maximizar el número de usuarios potenciales y a incrementar la cuota de mercado y también a mejorar la imagen de las empresas.
2.3. Normativas actuales sobre accesibilidad a la tecnología
Aunque todavía no se ha aprobado una normativa que regule la accesibilidad a los dispositivos móviles, sí se han desarrollado criterios de accesibilidad internacionales y varias normativas españolas de accesibilidad a otros entornos tecnológicos, como por ejemplo, ordenadores y contenidos web. Además, existen leyes que velan por los derechos de las personas con discapacidad.

2.3.1 Legislación
Ley 51/2003, de Igualdad de Oportunidades, No Discriminación y Accesibilidad Universal (LIONDAU): ley integral que regula las condiciones de accesibilidad, igualdad y no discriminación en todas las áreas y campos sociales.
Ley 56/2007, de 28 de diciembre, de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información: según esta normativa, los sitios web de la administración pública y de las grandes empresas han de ser accesibles (nivel AA).
Instrumento de Ratificación de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad (mayo de 2008): su objetivo es promover, proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones iguales por parte de las personas con discapacidad de todos los derechos humanos y libertades. Se superpone al derecho español, siendo invocable por los ciudadanos ante los Tribunales de Justicia.
2.3.2. Criterios internacionalmente reconocidos de accesibilidad a la web
La W3C ha desarrollado unas directrices internacionales para la accesibilidad a la web. Algunas de ellas son las siguientes:

Web Accessibility Initiative (WAI), que define las pautas de accesibilidad para el contenido web (WCAG 2.0) y las técnicas para aplicarlas.
Mobile Web Initiative (MWI) que ha desarrollado las “Mobile Web Best Practices” (MWBP), una guía de buenas prácticas para hacer accesibles las web móviles.
2.3.3. Normas técnicas de accesibilidad españolas
UNE 139801:2003 Aplicaciones informáticas para personas con discapacidad. Requisitos de accesibilidad al ordenador. Hardware.
UNE 139802:2003 Aplicaciones informáticas para personas con discapacidad. Requisitos de accesibilidad al ordenador. Software.
UNE 139803:2012 Aplicaciones informáticas para personas con discapacidad. Requisitos de accesibilidad para contenidos en la Web.
UNE 170001-2:2007 Accesibilidad universal. Criterios para facilitar la accesibilidad del entorno.
UNE-EN 60118-4:2007 Intensidad de campo magnético en bucles de inducción de auto frecuencia para audífonos.
3. Módulo 2. Los usuarios y la tecnología

Un aspecto a tener en cuenta a la hora de analizar la accesibilidad de un dispositivo móvil es que los usuarios somos muy diversos y tenemos capacidades distintas. Por esta razón, cada uno de nosotros interactúa de manera diferente con la tecnología.

Algunos usuarios tienen alguna discapacidad. Esta puede ser sensorial (visual o auditiva), física o cognitiva. Otros tienen más de una discapacidad, como por ejemplo, sordoceguera. Asimismo, hay usuarios que tienen discapacidades asociadas a la edad, a una enfermedad o condición (esclerosis múltiple, diabetes, etc.). También hay usuarios con limitaciones temporales por razones ambientales culturales o de idioma.

Para este curso en concreto se tienen en cuenta las características de las personas con discapacidad, ya que es el colectivo que más dificultades tiene para interactuar con la tecnología móvil. Además, muchas de sus limitaciones se asemejan en mayor o menor medida a las que enfrentan personas con perfiles o en situaciones como las antes mencionadas.

3.1. Perfiles de usuarios con discapacidad
Discapacidad visual

Visión nula: son usuarios que, generalmente, no pueden percibir luz ni imágenes. Aunque algunas personas ciegas puedan diferenciar la luz y de la oscuridad, tienen dificultades para percibir objetos y orientarse con la vista. Estos usuarios dependen, fundamentalmente, de la información táctil y acústica.
Visión parcial: son usuarios con resto de visión suficiente para reconocer objetos u orientarse con la vista. Pueden enfrentar dificultades para leer y distinguir tamaños e imágenes a distancias normales, aunque utilicen gafas o lentillas. También pueden tener problemas para percibir contrastes y para identificar o diferenciar colores (daltonismo). Además, pueden carecer de agudeza visual, ser muy sensibles a la luz o tener pérdida de visión central o periférica.
Discapacidad auditiva

Audición nula: son usuarios que no pueden percibir sonido alguno aun cuando sean amplificados. Estas personas pueden enfrentar dificultades para expresarse oralmente y dependen, fundamentalmente, de la información visual para comunicarse (por ejemplo, la lengua de signos). Algunos usuarios sordos pueden tener limitaciones para comprender el lenguaje escrito.
Audición parcial: son usuarios con suficiente resto auditivo para percibir sonidos y comunicarse oralmente. Sin embargo, pueden tener dificultades leves o graves para comprender el habla en tonos normales o para identificar la procedencia de los sonidos. Asimismo, pueden tener afectada la habilidad para oír sonidos agudos. Además, pueden percibir la información sonora de forma distorsionada. Muchos de estos usuarios utilizan audífonos o implantes cocleares.
Discapacidad física

Dificultad moderada para la manipulación: usuarios con limitaciones moderadas para controlar o mover correctamente sus extremidades superiores. Algunas de estas personas enfrentan dificultades para realizar tareas manuales que requieran coordinación, precisión y destreza, como por ejemplo, escribir a mano o ejercer presión con los dedos. También pueden carecer de fortaleza suficiente para quitar tapas, levantar o transportar objetos o realizar tareas tales como coger monedas de una superficie o girar el pomo de una puerta.
Dificultad severa para la manipulación: usuarios con limitaciones severas para mover o controlar sus extremidades superiores. Este perfil incluye personas con brazos o manos amputadas, parálisis, temblores severos o debilidad muscular extrema.
Discapacidad cognitiva (dificultad de comprensión)

La discapacidad cognitiva es muy compleja y variada. Los usuarios con esta discapacidad suelen tener dificultades para comprender y asimilar la información. Por ejemplo, pueden enfrentar dificultades para interpretar el significado de un texto, una imagen o símbolo, así como para concentrase en una tarea determinada. Asimismo, pueden tener problemas de aprendizaje o para recordar cómo hacer algo. Forman parte de este perfil personas con dificultad para leer y escribir.
3.2. Cómo interactúan los usuarios con la tecnología móvil
Los usuarios ciegos, por lo general, necesitan un lector de pantalla o una línea Braille para acceder al contenido visual de un dispositivo móvil.
Los usuarios con visión parcial pueden necesitar una pantalla grande, íconos y fuentes de gran tamaño, colores de alto contraste y la posibilidad de personalizar el brillo de la pantalla, entre otros.
Para las personas con dificultades auditivas es muy útil que el contenido audiovisual tenga subtítulos o esté disponible en lengua de signos. Asimismo, algunas necesitan avisos con vibración o con luz y que las instrucciones estén acompañadas de ejemplos o de imágenes de apoyo.
Los usuarios con limitaciones físicas pueden necesitar teclas grandes y fáciles de pulsar, manos libres o servicio de respuesta automática. Para estas personas también es muy útil que un dispositivo móvil sea compatible con teclados externos, reconocedores de voz o pulsadores especiales.
Las personas con limitaciones de comprensión, generalmente, necesitan íconos y símbolos estándares que sean fáciles de reconocer. También es de gran ayuda para ellos la disponibilidad de textos redactados en un lenguaje sencillo, sin jergas técnicas y que estén acompañados de ejemplos e imágenes ilustrativas. Dentro de este grupo de usuarios figuran personas que necesitan que el contenido no contenga luces parpadeantes ya que puede causar convulsiones.
3.3. Principales barreras de accesibilidad a la tecnología móvil
Las personas con discapacidad enfrentan diversas barreras para acceder al contenido o a los servicios de la tecnología móvil. Algunas de las más comunes son las siguientes:

Falta de alternativas a la información visual (salida de voz, lector de pantallas, etc.).
Poco contraste, tamaño pequeño del contenido, imposibilidad de personalizar el brillo de la pantalla.
Falta de opciones para invertir colores o personalizar el color entre el fondo y el primer plano.
Falta de alternativas a la información sonora (notificaciones y avisos lumínicos, vibración, etc.) e incompatibilidad con prótesis auditivas (audífonos e implantes cocleares).
Falta de alternativas a las llamadas telefónicas tradicionales (video-llamadas, mensajes instantáneos).
Teclas pequeñas o duras para presionar, necesidad de tener que pulsar dos teclas a la vez para bloquear el teclado, etc.
Pesos y dimensiones que dificultan el transporte del dispositivo; ranuras tapadas y cables difíciles de enchufar y desenchufar.
Íconos y/o símbolos personalizados y difíciles de reconocer, etc.
Instrucciones redactadas en lenguaje complejo y sin ejemplos o imágenes explicativas.
Interfaces sobrecargadas de íconos e información
3.4. Productos de apoyo: ¿qué son y para qué sirven?
Los productos de apoyo son medios y herramientas que permiten o facilitan la interacción de una persona con un dispositivo TIC. Sin su uso, algunas tareas serían imposibles o muy difíciles de hacer para un individuo con determinadas capacidades. Los productos de apoyo pueden ser físicos (hardware). Por ejemplo, línea o teclados Braille, licornios y apuntadores, teclados especiales o audífonos, entre otros. También pueden ser virtuales software) tales como lectores de pantalla, reconocedores de voz, magnificadores etc.

4. Módulo 3: Evaluación de accesibilidad a los terminales móviles

El análisis de la accesibilidad de un dispositivo móvil debe incluir todos los elementos a los que tiene acceso el usuario. Estos son los elementos físicos (hardware) y los virtuales (software). La parte física, es decir el hardware, incluye la carcasa, teclas, botones, conexiones de cables, etc. La parte virtual o lo que es lo mismo, el software, abarca el sistema operativo, controladores, aplicaciones, la interfaz, menús, etc.

Otros aspectos a tener en cuenta:

Alternativas: si el móvil carece de una determinada funcionalidad de accesibilidad, se debe verificar si hay alternativas disponibles antes de decidir que no es accesible. Por ejemplo, si no tiene lector de pantalla, se debe verificar si existe algún lector externo que pueda descargarse y sea compatible con el sistema operativo del dispositivo.
Personalizaciones: algunos móviles con sistemas operativos de plataforma abierta, como por ejemplo Android, incorporan interfaces personalizadas por el fabricante. Se debe verificar que todas sean compatibles con productos de apoyo tales como los lectores de pantalla.
Comprobar: no se debe depender únicamente de la información que aporte el fabricante en el manual de usuario, hay que comprobar. De hecho, con frecuencia la compatibilidad de un terminal con un determinado producto de apoyo no se menciona en el manual de usuario.
Pensar en el usuario: a veces no basta con que un dispositivo incorpore alguna característica de accesibilidad. Hay que comprobar si es fácil de activar o de desactivar y si permite al usuario interactuar autónomamente con el dispositivo.
4.1. Pautas de análisis de la accesibilidad
El análisis de la accesibilidad de los dispositivos móviles se basa en una serie de pautas que son los principios generales del diseño accesible. Estas pautas son las siguientes:

Pauta 1. Interacción visual: personalización y alternativas. Características de accesibilidad relacionadas con la información visual del dispositivo. Por ejemplo, la interfaz y su contenido visual (íconos, fuentes, colores), luz y contrastes, etc.
Pauta 2. Interacción auditiva: personalización y alternativas. Características de accesibilidad relacionada con la información sonora del dispositivo. Por ejemplo, tonos de llamada, volumen, vibración, etc.
Pauta 3. Interacción física: características de accesibilidad relacionada con el aspecto físico del dispositivo. Por ejemplo, carcasa, teclados, ranuras, peso y dimensiones, etc.
Pauta 4. Facilidad de uso y acceso. Características de accesibilidad relacionadas con los textos, íconos, información de ayuda, etc.
Cada una de estas pautas consiste en una serie de criterios que hacen referencia a un atributo o característica de accesibilidad específicos del dispositivo móvil. La importancia de dichos criterios no es la misma para todos los usuarios. Por lo tanto, se les ha asignado diferentes prioridades:

Criterios prioridad 1. Funcionalidades o características de obligado cumplimiento para considerar que un dispositivo es accesible. Sin ellas, algunos usuarios no pueden usar el dispositivo. Por ejemplo, una persona ciega no puede utilizar un móvil que no tenga un lector de pantalla.
Criterios prioridad 2. Funcionalidades o características altamente recomendables. Su incumplimiento puede suponer una barrera significativa aunque no necesariamente insalvable. Además, mejoran la accesibilidad y la experiencia de usuario. Por ejemplo, el lector de pantalla no es un requisito indispensable para una persona con visión parcial, sin embargo puede ser de gran utilidad. Por tanto, el lector de pantalla es prioridad 2 para estos usuarios.
Dichos criterios pueden cumplirse (correcto), incumplirse (incorrecto) o no aplicar. A continuación se detallan las pautas y cada uno de sus criterios.

Pauta 1. Interacción visual: personalización y alternativas
Criterio 1.1. Lector de pantalla
El lector de pantallas es un software que provee alternativa de voz a la información visual presentada en la pantalla del dispositivo. Algunos lectores de pantalla populares son VoiceOver en los dispositivos de Apple; TalkBack y Spiel, en terminales Android.

Puntos de verificación:

El dispositivo móvil tener un lector de pantalla integrado. En caso contarrio, debe ser compatible con uno externo disponible en el mercado.
El lector de pantallas debe leer todo el contenido visual presente en la interfaz. Esto significa que todos los elementos visuales, como por ejemplo, los íconos, los controles, y los menús, etc., deben estar bien etiquetados, es decir, que tengan alternativa de texto, incluidas las notificaciones y las imágenes.
El lector de pantallas normalmente se activa en el menú de “Accesibilidad” al que suele accederse a través del ícono de configuración. Para navegar por el dispositivo con este producto de apoyo activado, por lo general, es necesario utilizar gestos manuales o combinaciones de teclas especiales si el dispositivo posee un teclado físico. Los gestos y las combinaciones de teclas dependen del sistema operativo que tenga el terminal. Para saber qué gestos o combinaciones utilizar para cada operación, debe consultar el manual de accesibilidad o la página de web del fabricante o desarrollador.
Además, se debe verificar que el lector pueda ser activado o desactivado sin necesidad de ver la pantalla. Por ejemplo, haciendo un gesto sobre la pantalla.
El lector debe proveer acceso al teclado virtual y el lenguaje del etiquetado debe ser claro y sin errores.
Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Visión nula
Prioridad 2

Visión parcial
Dificultad de comprensión
Criterio 1.2. Magnificador de pantalla
El magnificador de pantalla es un software que amplía el contenido para una mejor visualización. Este criterio no aplica en dispositivos móviles que no incorporen pantalla.

Puntos de verificación:

El dispositivo móvil debe incorporar un magnificador de pantalla.
En el caso contrario, debe ser compatible con otro existente en el mercado.
Niveles de prioridad:

Prioridad 2

Visión parcial
Criterio 1.3. Pantalla con tamaño y resolución suficientes
El dispositivo debe incorporar una pantalla con un tamaño y resolución que permita al usuario ver los elementos de la pantalla sin que tenga que realizar un scroll. Este criterio no aplica en dispositivos móviles que no incorporen pantalla.

Puntos de verificación

El tamaño de la pantalla no debe ser inferior a 2,8 pulgadas. Las pantallas más pequeñas se admiten solo si el contenido mostrado es esencialmente textual y con un tamaño de letra fácil de leer.
La proporción entre el ancho y el alto de las pantallas táctiles deben permitir un acceso cómodo a los elementos activables en la interfaz.
La resolución de la pantalla debe ser de, al menos, 300×200 píxeles.
Niveles de prioridad:

Prioridad 2

Audición nula
Audición parcial
Visión parcial
Dificultad para la comprensión
Criterio 1.4. Capacidad para configurar el brillo de la pantalla
El brillo que retroilumina la pantalla debe ser configurable para que el usuario lo adapte según sus necesidades y preferencias. Este criterio no aplica en dispositivos que no incorporen pantalla.

Puntos de verificación:

El terminal debe incorporar algún control que permita al usuario configurar el brillo de la pantalla.
La personalización del brillo debe alcanzar un nivel máximo de 10L.
Si la calidad de la pantalla es inadecuada, por ejemplo muestra los contenidos de forma borrosa, el criterio no cumple.
Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Visión parcial
Criterio 1.5. Capacidad para personalizar la información visual en la pantalla
El tamaño de los íconos en la pantalla así como de otros elementos del escritorio y el menú deben ser configurables para facilitar la interacción con el dispositivo y evitar las selecciones erróneas. Este criterio no aplica en terminales que no incorporen pantalla.

Puntos de verificación:

Comprobar si el terminal incorpora algún mecanismo u opción para que el usuario pueda mover los íconos y agruparlos, por ejemplo, en la pantalla de inicio.
Comprobar si el terminal permite configurar o modificar el tamaño de los íconos.
Niveles de prioridad:

Prioridad 2

Visión parcial
Dificultad moderada para la manipulación
Dificultad para la comprensión
Criterio 1.6. Capacidad para configurar el tamaño y el tipo de letra
El dispositivo debe permitir al usuario personalizar el tamaño y el tipo de letra según sus preferencias y necesidades. Este criterio no aplica en dispositivos que no incorporen pantalla.

Puntos de verificación:

El tamaño mínimo de la fuente de la letra “m” debe alcanzar al menos 0,6cm de altura y 0,4cm de anchura sin ningún tipo de magnificador.
De no cumplir con lo anterior, debe existir una opción que permita al usuario cambiar el tamaño y el tipo de fuente.
Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Visión parcial
Prioridad 2

Dificultad para la comprensión
Criterio 1.7. Contraste de color
Los colores de los íconos y otros elementos de la interfaz deben ser accesibles y cumplir con el mínimo contraste establecido por la WCAG 2.0 (requisito 1.4.3.). Además, el software del dispositivo móvil debe permitir al usuario personalizar el contraste o invertir el color del fondo y el primer plano. Este punto de verificación no aplica en dispositivos móviles que no incorporen pantalla.

Puntos de verificación:

Comprobar la presencia de un tema de alto contraste o la posibilidad de personalizar o invertir los colores de las fuentes, fondo, bordes, etc.
En el caso de las pantallas táctiles se debe verificar que todos los elementos activables de alto contraste (íconos, botones, barras de desplazamiento, etc.) respeten la definida por el usuario.
Niveles de prioridad:

Prioridad 2

Visión parcial
Criterio 1.8. Personalización del tiempo de encendido de la pantalla
El dispositivo móvil debe incorporar una función que permita al usuario configurar el tiempo de encendido de la pantalla. Algunos usuarios necesitan que la pantalla se mantenga encendida por un periodo de tiempo más largo de lo habitual. Este criterio no aplica en dispositivos que no incorporen pantalla.

Puntos de verificación:

Verificar si el terminal provee alguna opción para configurar el tiempo de encendido de pantalla.
Verificar si el terminal permite desactivar el tiempo de encendido de pantalla.
Niveles de prioridad:

Prioridad 2

Visión parcial
Dificultad moderada para la manipulación
Dificultad severa para la manipulación
Criterio 1.9. Contraste suficiente en las teclas y otros elementos visuales
El contraste entre el fondo y los elementos visuales (iconos o letras) debe ser suficiente para que el usuario pueda percibirlos de forma natural.

Puntos de verificación:

Se deberá tener en cuenta el color de la tecla, el relieve, el acabado de la tecla.
Comprobar el color y contraste de todas las teclas físicas del dispositivo para determinar si el contraste es suficiente. Se considera que el perfil de contraste ideal es blanco sobre negro o negro sobre blanco
Comprobar si el contraste es suficiente en entornos de iluminación diversos (altos y bajos).
Niveles de prioridad:

Prioridad 2

Visión parcial
Dificultad para la comprensión
Criterio 1.10. Teclas con retroiluminación
Las teclas principales del dispositivo móvil deben incorporar un mecanismo que las ilumine cuando se pulsen. Esto incluye las pantallas táctiles. Este criterio no aplica en dispositivos que no incorporen botones o teclas.

Puntos de verificación

Comprobar si las teclas del dispositivo se iluminan al pulsarlas. Se debe prestar atención a las teclas para marcar, introducir texto, teclas de cursor o que activen funciones como llamar o colgar.
Se debe verificar que todas las teclas se iluminen tanto en ambientes de poca o mucha luz ambiental.
En el caso de los dispositivos de pantalla táctiles que incorporan botones frontales táctiles, se debe verificar que dichos botones se iluminen al tocarlos.
Niveles de prioridad

Prioridad 2

Visión parcial
Dificultad para la comprensión
Criterio 1.11. Estilo visual de las teclas y botones representativo de sus funciones
Las teclas del dispositivo móvil deben tener un estilo visual o diseño que sea representativo de sus funciones. El usuario debe poder identificarlas y distinguirlas entre ellas y de los elementos decorativos del móvil. Este requisito aplica a móviles de pantalla táctil e incluye los botones que pueda tener el dispositivo.

Puntos de verificación

Comprobar que las teclas funcionales se diferencian entre sí por su tamaño, color, borde o localización.
Comprobar que el estilo visual de las teclas funcionales no sea igual a ningún adorno que pueda tener el terminal.
En la imagen se presenta ejemplo de un terminal con una tecla que tiene un diseño muy similar al logo del fabricante.

Imagen 1.

Niveles de prioridad:

Prioridad 1
Dificultad de comprensión
Prioridad 2

Visión parcial
Visión nula
Dificultad moderada para la manipulación
Dificultad severa para la manipulación
Criterio 1.12. Teclas y botones distinguibles mediante el tacto
El diseño de las teclas y de los botones debe ser distinguible mediante el tacto. Este análisis debe hacerse a dispositivos móviles de pantalla táctil que incorporen botones. Si no los incorporan, este criterio no aplica.

Puntos de verificación:

Las teclas y los botones deben tener un diseño con relieve o rugosidad que permita identificarlas por tacto.
Comprobar que la superficie sea plana, cóncava o convexa.
Las teclas deben tener una elevación de, al menos, 1mm o una profundidad suficiente para apreciar táctilmente el borde de la tecla.
Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Visión nula
Prioridad 2
Visión parcial
Dificultad moderada para la manipulación
Criterio 1.13. Separación de teclas y botones distinguible mediante el tacto
El espacio que separa las teclas y los botones entre ellos y de otros elementos físicos adyacentes, debe ser distinguible mediante el tacto, incluido con las uñas. Los botones o teclas largas o de dos posiciones, como el control de volumen, no tienen que cumplir con este requisito. Este punto de verificación no se aplicará en aquellos dispositivos móviles que no incorporen ninguna tecla.

Puntos de verificación:

El espacio entre las teclas y los botones adyacentes debe ser de, al menos, 1 milímetro.
Niveles de prioridad:

Prioridad 2

Visión nula
Visión parcial
Dificultad moderada para la manipulación
Criterio 1.14. Marca táctil en las teclas F, J o 5
Las teclas de identificación en los teclados QWERTY y numéricos deben tener unas marcas de relieve que permita identificarlas con el tacto. Este criterio no aplica en dispositivos con pantallas táctiles. Si existen marcas sobre otras teclas no tendrán relevancia para el resultado de la evaluación de este punto siempre y cuando el marcado de otras teclas no cree confusión a la hora de detectar las teclas F, J o 5.

Puntos de verificación

Comprobar la presencia de marcas táctiles en las teclas citadas. • La marca deberá ser de, al menos, 1 mm de altura.
En un teclado numérico la marca debe estar sobre la tecla 5.
En un teclado QWERTY, las marcas deben estar en las teclas F y J.
Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Visión nula
Prioridad 2
Visión parcial
Dificultad para la comprensión
Criterio 1.15. Notificaciones y alertas sonoras
El dispositivo móvil debe emitir una alerta sonora cuando reciba una llamada, un mensaje o cuando ocurra algún evento, por ejemplo, la batería está baja, etc.

Puntos de verificación

Las alertas de llamadas, mensajes, batería u otros eventos deben emitir un sonido.
El sonido de alertas debe ser personalizado por el usuario.
El dispositivo móvil debe permitir al usuario elegir entre los tonos más apropiados en función de sus necesidades y asignarlos como tonos de llamada, de mensajes, alarmas, etc.
Niveles de prioridad:

Prioridad 2

Visión nula
Visión parcial
Audición nula
Audición parcial
Dificultad para la comprensión
Criterio 1.16. Emisión de sonido al pulsar una tecla
El dispositivo móvil debe emitir un sonido que avise a un usuario de que ha pulsado una tecla o un ícono. Este sonido les ayuda a evitar selecciones erróneas.

Puntos de verificación:

Comprobar en la documentación del dispositivo y/o el menú de personalización si existe una opción para configurar el sonido de las teclas.
Niveles de prioridad:

Prioridad 2

Visión parcial
Visión nula
Dificultad para la comprensión
Pauta 2. Interacción auditiva: personalización y alternativas
Criterio 2.1. Notificaciones y alertas sonoras con réplica visual
Las notificaciones y alertas sonoras emitidas por el dispositivo deben ir acompañadas de una réplica visual, como por ejemplo, un texto, un ícono o un globo. Las personas con discapacidad auditiva perciben mejor este tipo de avisos.

Puntos de verificación:

Comprobar si el móvil emite algún tipo de aviso visual cuando ocurra algún evento, por ejemplo, entre una llamada, un mensaje o se reciba un email.
Comprobar si estos avisos son personalizables.
Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Audición nula
Prioridad 2

Audición parcial
Dificultad para la comprensión
Criterio 2.2. Notificaciones y alertas luminosas
Las notificaciones y las alertas sonoras que emita el dispositivo deben estar acompañadas de una luz. Por ejemplo, al momento de recibir una llamada o un mensaje se debe encender la pantalla, el flash de la cámara o un LED. El usuario tendrá una mejor experiencia si el móvil permite personalizar el LED y asignar un color distinto a cada alerta o notificación.

Puntos de verificación

Comprobar si la pantalla del dispositivo se enciende cuando entra una llamada o un mensaje.
Comprobar si el dispositivo emite una luz LED cuando hay una notificación pendiente.
Comprobar si el LED está ubicado en un lugar fácil de ver. Por ejemplo, en la parte superior del dispositivo. Algunos móviles incorporan LED en lugares poco perceptibles.
Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Audición nula
Prioridad 2

Audición parcial
Dificultad de comprensión
Criterio 2.3. Volumen personalizable
El nivel de volumen para la reproducción de eventos de sonido, tonos de llamada y reproducción de recursos multimedia deben ser personalizables. También deberá tener suficiente potencia que permita a usuarios con pérdida auditiva que no usen audífonos oír el sonido telefónico.

Puntos de verificación:

Comprobar si el dispositivo incorpora alguna opción para determinar el volumen de reproducción.
Se aconseja que el volumen de las síntesis de voz sea independiente del de las notificaciones sonoras, timbre o música.
Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Audición nula
Audición parcial
Prioridad 2

Visión parcial
Criterio 2.4. Compatibilidad con audífonos e implantes cocleares
El dispositivo móvil debe ser compatible con prótesis auditivas (audífonos e implantes cocleares) y/o con un bucle de inducción magnética externo.

Puntos de verificación

Según la Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos (FCC por sus siglas en inglés), los dispositivos móviles compatibles con prótesis auditivas deben tener una clasificación de M3 o M4 y/o de T3 o T4. Esta clasificación debe informarse en la caja del dispositivo, en la documentación o en la web del fabricante.
El dispositivo debe incorporar una clavija Jack 3.5mm universal que permita conectar un bucle magnético.
El dispositivo debe tener soporte integrado para Bluetooth. Algunas prótesis y bucles magnéticos permiten la conexión con un dispositivo mediante esta tecnología.
Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Audición parcial
Criterio 2.5. Mensajería instantánea o mensajes de texto
El dispositivo móvil debe proveer soporte para la comunicación mediante mensajes de texto, como por ejemplo, SMS o MMS. Algunos usuarios con discapacidad auditiva tienen muchas dificultades para comunicarse por llamadas de voz y dependen de la comunicación escrita. Para estas personas es muy útil que un dispositivo móvil incorpore alguna opción para enviar mensajes de texto o permitir la instalación de algún cliente o aplicación para chats.

Puntos de verificación:

Comprobar si el móvil ofrece algún servicio de mensajería por texto, bien sea SMS o MMS.
Comprobar si existen clientes o aplicaciones para chat que sea compatible con el software del dispositivo.
Si el móvil incorpora una de ambas opciones, este criterio se cumple.
Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Audición nula
Prioridad 2

Audición parcial
Criterio 2.6. Videollamadas
El dispositivo móvil debe permitir el establecimiento de comunicaciones por videollamadas o videoconferencias. Esta función es muy útil para personas con discapacidad auditiva que prefieran comunicarse en lengua de signos.

Puntos de verificación:

Comprobar si el dispositivo incorpora una cámara delantera que grabe videos.
Comprobar si entre las opciones de llamada aparece una para la realización de este tipo de llamadas.
Si el dispositivo no incorpora la opción de video llamadas, comprobar si existe algún cliente o aplicación compatible con el terminal que realice esta función como por ejemplo, Skype.
Niveles de prioridad:

Prioridad 2

Audición nula
Audición parcial
Criterio 2.7. Teclas que vibran al pulsarlas
El dispositivo móvil debe emitir un aviso por vibración o un sonido táctil que informe al usuario si ha pulsado una tecla, si ha activado algún ícono o interruptor físico.

Puntos de verificación:

Cotejar en las opciones de configuración si se puede activar un sonido táctil o vibración en la pantalla.
El usuario debe poder desactivar esta opción.
Niveles de prioridad:

Prioridad 2

Visión nula
Visión parcial
Audición nula
Audición parcial
Dificultad para la comprensión
Criterio 2.8. Emisión de alertas por vibración
El móvil debe vibrar cuando emita una alerta sonora. Esta función es muy útil para una persona sorda o para otra con pérdida auditiva parcial ya que algunas mantienen sus móviles en el modo silencio.

Puntos de verificación:

Comprobar si en las opciones de personalización existe una que permita al usuario configurar alguna vibración que se active junto con un sonido, timbre o en el modo silencio.
Si el móvil no la incorpora, cotejar si permite la instalación de algún cliente o aplicación compatible.
Niveles de prioridad:

Prioridad 2

Audición nula
Audición parcial
Pauta 3. Interacción física: personalización y alternativas
Criterio 3.1. Control por voz o asistente personal
El dispositivo móvil debe tener un sistema que permita al usuario controlarlo y llevar a cabo tareas utilizando la voz. Este sistema debe ser fácil de activar. También debe permitir la gestión de llamadas y escribir mensajes de texto sin tocar la pantalla.

Puntos de verificación:

Comprobar que el dispositivo tenga un asistente personal u otro sistema de reconocimiento de voz incorporado (ejemplo, SIRI, Google Voice Searcher).
En el caso contrario, comprobar si el dispositivo es compatible con un cliente o una app que realice esta función (e.j. Sherpa).
Comprobar si el sistema de reconocimiento puede ser activado, bien por pulsación simple o por palabras clave./li>
Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Dificultad severa para la manipulación
Prioridad 2

Dificultad moderada para la manipulación
Visión nula
Dificultad para la comprensión
Criterio 3.2. Marcación simple de contactos
El dispositivo móvil debe permitir que el usuario llame a un contacto sin tener que navegar por la agenda o explorar un menú progresivo. Entre los mecanismos posibles de marcación rápida está el uso de gestos sobre una pantalla táctil o la pulsación de una de las teclas del teclado numérico. Este criterio no aplica en dispositivos que no provean soporte para la realización de llamadas.

Puntos de verificación:

Comprobar si existe un método para hacer una llamada con un gesto o pulsación simple.
Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Dificultad severa para la manipulación
Prioridad 2

Visión nula
Dificultad para la comprensión
Dificultad moderada para la manipulación
Criterio 3.3. Tecla de volumen en un lugar de fácil acceso
Las teclas de control de volumen deben estar situadas en una posición cómoda y accesible durante el proceso de llamada. Por ejemplo, en los laterales de la carcasa.

En la imagen 2 se muestra un botón ubicado en la parte de atrás de un dispositivo que puede dificultar el acceso a algunos usuarios.

Imagen 2.

Puntos de verificación:

Comprobar que el dispositivo móvil tiene teclas o algún mecanismo para controlar el volumen fácilmente y sin necesidad de acceder a las opciones de configuración.
Comprobar que las teclas estén en un lugar de fácil acceso, por ejemplo, en uno de los laterales. • Si dichas teclas están en lugar de difícil acceso o el modelo de dispositivo móvil carece de mecanismo para gestionar el volumen del dispositivo este punto de verificación se incumplirá.
Niveles de prioridad:

Prioridad 2

Visión nula
Dificultad moderada para la manipulación
Criterio 3.4. Texto predictivo
El dispositivo móvil debe incluir la función de texto predictivo que permita un uso más cómodo y reduzca el tiempo que le tome la usuario completar un mensaje escrito.

Puntos de verificación:

Comprobar en las opcipnes de configuración que el dispositivo incorpore texto predictivo.
Escribir un mensaje de texto o nota para ver la eficacia del texto predictivo.
Comprobar si el texto predictivo puede ser desactivado.
Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Dificultad moderada para la manipulación
Prioridad 2

Dificultad de comprensión
Criterio 3.5. Facilidad para bloquear y desbloquear el dispositivo
El terminal debe disponer de un mecanismo de bloqueo y desbloqueo accesible y sencillo.

Puntos de verificación:

Comprobar la existencia de un mecanismo de bloqueo y desbloqueo del terminal. Si no existe este mecanismo, este criterio no aplica.
Comprobar si el mecanismo es fácil. Por ejemplo, si es una tapadera, interruptor o la realización de un gesto sobre la pantalla táctil.
Si el mecanismo consiste en la realización de dos o más acciones en un orden determinado, el tiempo entre las acciones debe ser personalizable o, al menos, con un intervalo de tiempo suficiente (mínimo de 15 segundos para todo el proceso).
El criterio se incumple si el sistema de bloqueo desbloqueo consiste en la pulsación de dos o más teclas simultáneas y/o tiempo no personalizable o si el dispositivo no incluye la posibilidad de desactivar el bloqueo automático.
Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Dificultad severa para la manipulación
Prioridad 2

Dificultad moderada para la manipulación
Criterio 3.6. Tamaño adecuado de las teclas
La superficie de presión de las teclas deberá tener un tamaño que permita al usuario hacer una pulsación firme y precisa. El tamaño de un objeto táctil (e.j. un ícono), sea en un interfaz físico con botones o una interfaz táctil, debería ser apropiado para la tarea y las capacidades perceptivas del usuario.

Puntos de verificación:

Comprobar que el tamaño de las teclas tengan un tamaño mínimo entre 60 mm2 y 110 mm2.
En pantallas táctiles, verificar que los iconos y elementos activables del interfaz mostrado tienen un tamaño de al menos de 60 mm2 siempre y cuando una de sus dimensiones sea 4mm de longitud.
Realizar medidas sobre las teclas físicas del dispositivo o sobre la pantalla táctil utilizando alguna herramienta de medida como una regla o metro milimetrado.
En el caso de teclas con suficiente separación o aisladas, se puede aceptar un tamaño menor ya que su activación no implica ningún conflicto con las teclas adyacentes, por ejemplo, las teclas de volumen y/o bloqueo.
Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Dificultad moderada para la manipulación
Prioridad 2

Visión parcial
Visión nula
Criterio 3.7. Teclas fáciles de presionar
La pulsación de una tecla no debe requerir al usuario un esfuerzo excesivo.

Puntos de verificación:

Comprobar que el usuario no necesite usar controles muy pequeños o que requieran la rotación de la muñeca, aplastamiento o torsión.
Comprobar que la fuerza mínima ejercida esté en un intervalo de 0,5N a 1,5N.
Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Dificultad moderada para la manipulación
Dificultad severa para la manipulación
Criterio 3.8. Cualquier tecla física responde una llamada
El dispositivo móvil debe permitir al usuario responder una llamada pulsando cualquier tecla. Este criterio no aplica en dispositivos que no permitan llamadas de voz o que sean de pantalla táctil. Puntos de verificación: • Comprobar si el dispositivo permite programar alguna tecla para responder una llamada con solo pulsarla.

Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Dificultad severa para la manipulación
Prioridad 2

Dificultad moderada para la manipulación
Dificultad de comprensión
Criterio 3.9. Control de teclas laterales desde la pantalla o frontal
El dispositivo móvil debe permitir que un usuario controle el móvil con algún producto de apoyo, como por ejemplo, un licornio. Para ello, debe haber una función que permita que las funciones de los botones laterales también puedan controlarse desde la pantalla o desde el frontal. Este criterio se incumple en dispositivos que no incorporen teclas en los laterales de su carcasa.

Puntos de verificación:

Localizar las funciones asociadas a las teclas laterales del teléfono y verificar si se pueden reproducir desde el frontal.
Si la alternativa implica una pulsación simultánea, este criterio se incumple.
Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Dificultad severa para la manipulación
Prioridad 2

Dificultad moderada para la manipulación
Criterio 3.10. Dimensiones y peso
El dispositivo debe tener unas dimensiones ergonómicas que permita al usuario agarrarlo bien. También deberá ser ligero con un peso que no supere los 200 gramos.

Puntos de verificación:

Comprobar si el dispositivo puede utilizarse cómodamente con una mano.
Comprobar en la documentación que pese menos de 200 gramos.
Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Dificultad moderada para la manipulación
Prioridad 2

Dificultad severa para la manipulación
Criterio 3.11. Posibilidad de mantener el móvil alzado sobre una superficie
El usuario debe poder colocar el dispositivo sobre una superficie plana o en posición vertical para escribir de forma estable o realizar video llamadas cómodamente.

Puntos de verificación:

Comprobar que la parte posterior de la carcasa es plana.
Comprobar si la parte inferior de la carcasa permite que poner el dispositivo “de pie”.
Consultar el catálogo de periféricos para comprobar si el modelo analizado es compatible con una cuna o dock.
Niveles de prioridad:

Prioridad 1

Dificultad severa para la manipulación
Prioridad 2

Dificultad moderada para la manipulación
Audición nula
Criterio 3.12. Móvil de material resistente
La carcasa del dispositivo móvil debe ser resistente a golpes y al agua.

Puntos de verificación:

En la documentación del dispositivo deben reflejarse las características de resistencia de la carcasa del dispositivo.
Aunque el dispositivo no sea sumergible debe soportar un mínimo de humedad en su entorno y no incluir en su carcasa orificios que comuniquen directamente con el mecanismo y cableado.

SEGUIR LEYENDO EN AMOVIL.ES

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s