HÁBITOS COTIDIANOS QUE PERJUDICAN LA SALUD OCULAR

Nuestros ojos aguantan mucho. Horas frente al televisor o a la computadora, la baja iluminación ambiental en un restaurante, entrecerrar los ojos por el sol mientras se conduce (incluso con gafas de sol), la lista sigue y sigue. Y a pesar de lo importante que es nuestra vista, no la cuidamos lo suficiente.

Nuestros ojos son expuestos a ciertos hábitos realmente perjudiciales. Si alguno de los siguientes le suena familiar, es el momento de parar. Usted solo tiene un par después de todo.
Frotar o tocar sus ojos

Ya sea que estén secos, con picazón, o tal vez le entró una pestaña, se toca o se frota los ojos con los dedos y las manos.

Justo lo que no debe hacer, imagine todas las cosas que toca y maneja a lo largo del día y realmente piense en la frecuencia con la que se ha lavado las manos. Probablemente no son muchas. Cuando empieza a frotarse y a tocar sus ojos, todas las cosas que tocó ese día pueden ahora ser transferidas a su ojo. Eso incluye bacterias y gérmenes que pueden enfermarlo o causarle infección.

Peor aún, cuanto más se frota los ojos, las lágrimas más pequeñas pueden brotar del tejido. Pueden romper y dañar los vasos capilares y podría terminar con venas visibles (que pueden hacer que parezca más viejo) o con manchas oscuras alrededor del ojo.
Cuando su ojo siente picazón, mantenga el párpado cerrado para evitar que le entren gérmenes y frótelo suavemente. Puede dañar los vasos sanguíneos y causar inflamación. En general, mantenga sus manos alejadas de su línea de visión y lávelas antes de frotar o tocar sus ojos afectados.

Omitir un examen ocular

Puede pensar que mientras pueda ver a su alrededor, no tiene problemas con su visión. (Si no está roto, no lo arregla). Así que sigue posponiendo esa cita de examen para los ojos porque siente que sus ojos están bien. ¡Eso no es correcto!

Sólo porque puede ver bien no significa que no hay ningún problema en desarrollo. Mientras que al resto de su cuerpo le causará dolor cuando algo está mal, sus ojos no tienen receptores de dolor y por lo tanto, los síntomas se revelan de diferentes maneras.
Un doctor para los ojos, un oftalmólogo tiene la experiencia y el equipo para darle un diagnóstico preciso y el mejor consejo para su salud ocular. Puede detectar cualquier problema, menor o mayor y ayudarle a resolver o prevenir cualquier mal que pueda poner su visión en riesgo.

No espere hasta notar una diferencia en su visión para ver a un oftalmólogo. Ese momento puede ser demasiado tarde. Visitas regulares son una necesidad, sobre todo a medida que se envejece.

Uso de productos expirados para la salud ocular

¿Tiene el hábito de aferrarse a los medicamentos, gotas para los ojos o soluciones? Bueno, si ha estado mirando el mismo envase durante bastante tiempo, es probable que su fecha de expiración ya haya pasado y debe ser desechado. Simplemente porque las gotas y soluciones no son algo que ingiere a través de su boca, todavía están siendo absorbidas por su cuerpo y pueden ser peligrosas después de que expiran.

Si usa lentes de contacto, la solución caducada es un no, no. Las propiedades de limpieza en la solución están destinadas a matar las bacterias para asegurar que los lentes de contacto sean seguros para sus ojos. Con el tiempo, estos ingredientes pierden su potencia y si no matan a las bacterias, eso significa que las bacterias están entrando a sus ojos. Lo mismo ocurre con las gotas sin receta o prescritas: también pasarán a ser menos efectivas después de la fecha de vencimiento.

Es posible que desee limpiar su botiquín y asegurarse de que sus productos siguen siendo seguros para usarlos. No vale la pena arriesgar su visión por unas pocas gotas.

Fumar

Se ha observado que el riesgo de degeneración macular relacionada con la edad (DMRE) aumenta con el hábito de fumar. En un estudio se encontró que los fumadores, o aquellos que han fumado muchos cigarrillos en su vida están en un mayor riesgo de DMRE, comparando con los que no fuman.

DMRE es una enfermedad ocular común entre la población de ancianos. De hecho, es la principal causa de ceguera entre los estadounidenses mayores de 50 años.

El investigador Dr. Neil Bressler dijo: “Este estudio y otros sugieren que el tabaquismo puede aumentar la probabilidad de empeorar la degeneración macular, que a su vez, puede aumentar las posibilidades de perder la visión central”.

La teoría sugiere que fumar daña los vasos sanguíneos que mantienen nutriendo a la retina, o que el fumar promueve la acumulación de toxinas en la retina. De cualquier manera, el resultado final es una mayor probabilidad de desarrollar degeneración macular.

Los investigadores analizaron datos en casi 5.000 adultos. Del grupo, 4.439 participantes fueron incluidos en el análisis. Los investigadores descubrieron que el 24% desarrolló DMRE temprana a lo largo del estudio de 20 años. De éstos, el 4,5% progresó a DMRE de etapa tardía.

El estado actual de fumar se asoció con un 36% más alto de riesgo de progresión DMRE de mínimo a leve. Las personas que fumaban el mayor número de cigarrillos sobre el tiempo también tuvieron un riesgo ligeramente mayor de DMRE temprana y el riesgo de progresar a la etapa avanzada de DMRE.

Exposición prolongada a la luz solar

El riesgo de cataratas aumenta con la exposición crónica a la luz solar, expone la investigación. La luz UV del sol ha sido conocida por causar daños a la piel, pero el estudio de 2014 encontró que también puede dañar los ojos.

El estrés oxidativo es una reacción química que ocurre cuando las células consumen oxígeno y otros combustibles como un medio para producir energía. Este es un proceso natural asociado con el envejecimiento y a menudo está ligado a problemas relacionados con la edad.

Las células que se encuentran en el lente del ojo se componen principalmente de agua y proteínas. Por lo general carecen organelas, que son pequeños “órganos” que se encuentran en otras células. Esta composición celular inusual permite la transparencia en el lente del ojo, permitiéndole transmitir luz y enfocarse en la retina. Bajo el impacto del estrés oxidativo, las proteínas de las células del lente empiezan a agruparse, formando una catarata.

El estudio reveló que la luz UV desencadena el daño de las proteínas del lente de la misma manera que el oxígeno en el proceso de estrés oxidativo.

Comer mal y perder nutrientes

Su dieta tiene mucho que ver con su visión. Igual que el resto de su cuerpo, sus ojos necesitan de nutrición adecuada, y muchos de esos nutrientes provienen de los alimentos que come.

Una dieta adecuada para los ojos consiste en verduras de hoja verde, frutas y verduras y omega-3, de ácidos grasos saludables que se pueden obtener en la mayoría de los peces. Dos nutrientes principales que sus ojos requieren son luteína y zeaxantina, que comúnmente se encuentran en las verduras. Estos nutrientes actúan como antioxidantes importantes para los ojos y el cuerpo como un todo.

Si siempre compra comida chatarra, es hora de cambiar su dieta. Lo que come también puede afectar cómo ve, por lo que una dieta llena de productos frescos y coloridos, proteínas magras y granos enteros es su mejor opción para su salud ocular.

Su visión no empeora sólo porque envejece. Puede tomar estos pasos importantes para asegurar su salud ocular. Al cambiar algunos de estos malos hábitos, puede seguir disfrutando de las actividades cotidianas, como ir a dar una vuelta, leer el periódico y ver su programa de TV favorito en los próximos años. Este artículo fue publicado originalmente en BelMarraHealth.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s