LA DISCRIMINACIÓN EN EL ÁMBITO EDUCATIVO Y LABORAL PRINCIPALES BARRERAS PARA LA INCLUSIÓN DE LA JUVENTUD CON DISCAPACIDAD EN ESPAÑA

Las barreras que las personas jóvenes con discapacidad siguen encontrando en el ámbito de la educación y la formación y las trabas para acceder al mercado laboral continúan siendo las principales dificultades para la inclusión de este grupo social en España, pese a los avances que se han producido en los últimos años.

Así lo pone de manifiesto el estudio ‘Jóvenes con discapacidad en España’, realizado gracias a un convenio firmado en 2016 por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) y el Instituto de la Juventud de España (INJUVE), con el fin de analizar la realidad de las casi 400.000 personas con discapacidad de entre 15 y 30 años que viven en España, de quienes el 54% son mujeres.

El informe, que actualiza los datos de 2010, cuando se realizó el primer estudio de este tipo, destaca que el 40% de la población joven con discapacidad afirma haberse sentido discriminada en los últimos 12 meses en ámbitos educativos o formativos por causa de su discapacidad. Eso sí, pese al estancamiento que se está produciendo en los últimos años, hace un balance positivo de la inclusión de las personas con discapacidad en todos los niveles educativos.

En cuanto a la inclusión laboral, la tasa de empleo de las personas de 16 a 24 años con discapacidad se situaba en el 2014 en el 9%, mientras que la población de esa misma edad duplicaba esta cifra. Destaca la tasa de inactividad de las personas jóvenes con discapacidad, que se sitúa en el 72%, 11 puntos porcentuales por encima de la población joven sin discapacidad. El estudio, además, refleja que las mujeres con discapacidad tienen todavía peores índices de inclusión laboral que la población masculina con discapacidad.
EMANCIPACIÓN

A medida que aumenta la edad de los jóvenes con discapacidad, se incrementan los índices de emancipación del hogar familiar, aunque en menor medida que en el caso de la juventud sin discapacidad. Así, casi dos tercios de los jóvenes con discapacidad entre 27 y 30 años conviven en el domicilio de sus padres (62,8%).

Durante la presentación del estudio, el director general del INJUVE, Javier Dorado, ha señalado que “el conocimiento de la realidad de los jóvenes con discapacidad es esencial, no sólo para el INJUVE, sino para toda la sociedad”. En su opinión, “la juventud con discapacidad está en la misma situación que el resto, pero tiene que hacer frente a circunstancias más dificultosas”, si bien “la gran mayoría de los jóvenes con discapacidad podría ser tan autónomos como los demás si se les dieran las mismas oportunidades”. Por ello, ha subrayado la necesidad de seguir sensibilizando a cerca de la importancia de eliminar las barreras que ponen límites a la inserción social de este grupo social.

Para el director general de Políticas de Apoyo a la Discapacidad, Borja Fanjul, “la fase de la juventud es la etapa en la que se tienen que tomar más decisiones que marcan el futuro de las personas”, por lo que ha resaltado que desde las administraciones se están tomando medidas para favorecer la igualdad de las personas jóvenes con discapacidad, puesto que “no nos podemos permitir prescindir de ningún joven, tenga o no discapacidad”.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Juventud del CERMI, Delio Díaz, al igual que todos los ponentes de la presentación, ha hecho hincapié en la relevancia de estudios de este tipo para poder mejorar las políticas en favor de los jóvenes con discapacidad. “Para la Comisión de Juventud del CERMI, este estudio será una guía fundamental en el diseño de todas nuestras actuaciones”, ha añadido.

Asimismo, Delio Díaz ha indicado que “en los últimos años se han producido avances importantes para las personas jóvenes con discapacidad en nuestro país, aunque todavía queda camino por recorrer”. También ha comentado que una de las principales preocupaciones de la Comisión de Juventud del CERMI es la de los casos de acoso escolar. Además, ha advertido de que se ha progresado en materia de inclusión educativa, pero ahora sobre todo, “falta el paso del empleo”, poniendo el acento en la especial exclusión que sufren las personas con discapacidad intelectual o con enfermedad mental.

Por último, el sociólogo y director del estudio, Agustín Huete, ha centrado su intervención en la necesidad de que se siga arrojando luz a la realidad de las personas con discapacidad, porque en su opinión, en materia de fuentes de datos, “todavía hay grandes lagunas, pese a los avances”. Igualmente, ha lamentado la especial discriminación que siguen sufriendo las mujeres con discapacidad y ha pedido que todos los servicios públicos avancen para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad, tal y como ha logrado hacer el Sistema Nacional de Salud (SNS), recordando que según las cifras disponibles, los jóvenes con discapacidad de nuestro país perciben que su estado de salud es, por lo general, satisfactorio.

 

FUENTE: SERVIMEDIA/CERMI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s