HISTORIAS DE SUPERACIÓN: ENHAMED, EL PARALÍMPICO CIEGO QUE CRUZÓ EL ESTRECHO A NADO

Resulta difícil y a la vez aterrador pensar en acostarse de repente una noche y levantarse al día siguiente literalmente ciego. Sin embargo, es aún más complicado si te ocurre con tan sólo ocho años. Eso es lo que le pasó al grancanario Enhamed Enhamed, que recuerda ese día como una auténtica pesadilla.

“Es muy duro y agobiante saber que no vas a volver a ver tal y como lo hacías, pero mi madre me hizo ver que era igual que los demás niños”.

Enhamed Enhamed está considerado como uno de los mejores nadadores paralímpicos de la historia, pero él prefiere que se le recuerde como un luchador sin límites, que es precisamente lo que intenta transmitir a la sociedad que se queja ante obstáculos en la vida que él mismo ve absurdos.

“La sociedad se suele quejar y enfadar por problemas que no tienen importancia, la gente normalmente no empieza a valorar las cosas hasta que las pierde. En mi caso me pasó con la vista”. Su próximo reto: cruzar el estrecho.

Cuando se quedó ciego, la vida de Enhamed cambió por completo. Cosas tan simples como comer, ir al baño o pelar una pieza de fruta empezaron a convertirse en grandes obstáculos. Lo más duro para el joven de Las Palmas de Gran Canaria fue toparse de frente con una realidad que le costó mucho aceptar. “Al principio necesitaba ayuda para todo porque me tenía que ir haciendo con mi ceguera. Gracias a mi familia y amigos hoy por hoy me manejo muy bien, he aprendido a vivir con ello”.

Enhamed fue positivo en todo momento, cuenta entre risas las ventajas que le veía a su ceguera con ocho años. ” Recuerdo que aprovechaba para dormirme en clase”, comenta entre risas el nadador paralímpico.Desde entonces ese chico humilde que acabó invidente por un desprendimiento de retina lo tuvo muy claro: quería encontrar una actividad en la que pudiera encontrar el desahogo y en la que pudiera focalizar todo su esfuerzo y empeño.

Todo aquello lo encontró en la natación. “Comencé a los 9 años, pero fue a los 13 cuando realmente se convirtió en una prioridad en mi vida. La piscina me daba todo lo que necesitaba, desde entonces se ha convertido en mi compañera de viajes”.El deportista paralímpico se consagró en los juegos Olímpicos de Pekín como la gran estrella española, deslumbrando a los amantes de la natación y el deporte con cuatro medallas de oro, dos récords del mundo, uno paralímpico y uno de Europa.

En los Campeonatos del Mundo y de Europa, Enhamed se ha convertido en uno de los fijos a la hora de subir al podio, donde ha conseguido un total de 11 oros, ocho platas y 11 bronces. Ironman en 2014Fue en el verano de 2014 cuando Enhamed logró con éxito el reto de completar un Ironman (prueba más exigente de triatlón), siendo el primer ciego español de la historia en lograrlo. Desde entonces ha querido compartir a través de charlas todo lo que ha significado el deporte para él.

El grancanario se ha volcado de lleno con diferentes organizaciones para tratar de ayudar a gente que sufre una discapacidad.A pesar de haber logrado casi todos los éxitos posibles, Enhamed quiere conseguir otro nuevo reto en su brillante carrera, convertirse en el primer nadador ciego en cruzar los 14,4 kilómetros que separan Europa de África por medio del Estrecho. El paralímpico tratará de conseguir esta nueva hazaña de la mano de su guía y entrenador Fran Utrera, quien se ha volcado de lleno para cumplir el último sueño del grancanario. Ambos ya han iniciado las rutinas de entrenamiento en Madrid para partir rumbo a Tarifa a finales de marzo.

“Nuestra rutina de entrenamiento consiste en nadar todos los días 3.500 metros, además de una hora de ejercicios de musculación. Los sábados entrenamos con la bicicleta y hay un día a la semana que también hacemos remo”. “Tenemos pensado empezar a nadar la primera semana de abril, todo depende de la climatología”. Para Enhamed el fin de este reto no es más que “transmitir a la sociedad que todo es posible”.

“Por otro lado el dinero recaudado queremos que vaya destinado a instalaciones deportivas en Zambia, todo a través de la ONG Kubuka-Más por Ellos, en la que os animo a colaborar”.A Enhamed le sorprendería haberse convertido en un modelo a seguir para las personas que le ven como un luchador en el que reflejarse.

“La verdad es que no sabría decirte, me sorprendería mucho si lo fuese. Yo me considero un chico normal, pero quizás lo que me distingue del resto son las ganas y la buena cara que le pongo a la vida”.Para el joven grancanario el haberse quedado ciego no ha sido un motivo de queja, si no que le ha ayudado a ser más constante y competitivo.

“Sin duda alguna, nada de lo que he conseguido habría ocurrido si yo mantuviera la vista.”

REPORTAJE: EL MUNDO .- JAIME ACERO©

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s