GUÍA DE ADAPTACIONES PARA UNIVERSITARIOS CON DISCAPACIDAD VISUAL

‘Guía de adaptaciones en la Universidad’, un documento “eminentemente práctico” que pretende ayudar a los técnicos de los Servicios de Atención a la Discapacidad y a los docentes a ofrecer los apoyos más adecuados a los universitarios con necesidades educativas especiales.

La guía está elaborada por el grupo ‘Adaptaciones’ de la Red de Servicios de Apoyo a Personas con Discapacidad en la Universidad (SAPDU), coordinado por Gemma Rodríguez Infante y Diana Arroyo Panadero. En su presentación contó con la participación de Pilar García Agustín, coordinadora del área de Diversidad y Discapacidad en la Sectorial de Asuntos Estudiantiles de la CRUE; Isabel Martínez Lozano, comisionada para Universidad, Juventud y Planes Especiales de Fundación ONCE, y la propia Rodríguez Infante.

Durante su intervención, García Agustín hizo hincapié en el objetivo principal de esta guía, que, según dijo, no es otro que el de ayudar tanto al profesorado como al alumnado a conocer que existen una serie de adaptaciones para alumnos con discapacidad y que, por tanto, se pueden solicitar.

Estas adaptaciones, precisó Martínez Lozano, son “imprescindibles” para los estudiantes con discapacidad, “pero nunca pueden suponerles una ventaja”, como a veces se cree erróneamente.

Finalmente, Rodríguez Infante quiso dejar claro que la guía que hoy se presenta pretende ser “muy práctica” pero “ni mucho menos definitiva”, ya que irá evolucionando en futuras ediciones. Confió, eso sí, en que sirva para sensibilizar al profesorado de las necesidades que tienen los alumnos con discapacidad.

Tal y como indica la propia guía, el texto responde a la necesidad de disponer de “un documento de referencia y consulta a nivel nacional”, que permita a técnicos y docentes ofrecer las adaptaciones más adecuadas a los estudiantes con discapacidad, independientemente de la universidad en la que estén matriculados.

Desde esta perspectiva, el documento parte de la recopilación de las guías desarrolladas en varias universidades y se propone unificar los criterios en el establecimiento de las adaptaciones en la Universidad.

El resultado final es el trabajo presentado este lunes, que se acerca en primer lugar al concepto de adaptación de acceso al programa formativo en la Universidad y que concreta después una serie de recomendaciones generales en la docencia de estudiantes con necesidades educativas especiales.

Posteriormente, establece las pautas generales en las adaptaciones en alumnos universitarios con discapacidad sensorial (visual, auditiva, sordoceguera), con Síndrome de Asperger, discapacidad psíquica, dificultades específicas en el aprendizaje de la lectura y/o la escritura, y con el Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH).

Cada discapacidad o dificultad en el aprendizaje se introduce con una breve definición y descripción general, que da paso a una explicación más detallada de las necesidades educativas que conlleva, tanto en la docencia como en la evaluación. Y dependiendo del tipo de discapacidad se ofrece información complementaria, como los posibles productos de apoyo que se pueden utilizar.

(FUENTE: SERVIMEDIA)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s