¿POR QUÉ LATE EL PÁRPADO? ESA, Y OTRAS PREGUNTAS

—¿Ves cómo me late el párpado?

—Eso es presión ocular.

¿Quién no diagnosticó o ha sido diagnosticado alguna vez con presión ocular ante el movimiento rápido e inusual del párpado? La afirmación se repite, circula, ¿pero sabemos realmente si el latido es síntoma de ese cuadro? El médico oftalmólogo Rogelio Ribes Escudero resuelve esta y otras dudas referidas al cuidado de los ojos y aclara si se trata de mitos o verdades.

¿Hay presión ocular cuando late el párpado?

Falso

Lo que los pacientes refieren como latido del párpado son contracciones involuntarias de un músculo denominado orbicular. Estas contracciones se conocen como mioquimias palpebrales y son generadas por fijar la vista durante un período prolongado, por falta de sueño, por estrés o por ingesta de cafeína o de cualquier otro tipo de sustancia excitante. En general, son autolimitadas y no necesitan ningún tratamiento, explica el especialista, que es miembro de la Sociedad Argentina de Superficie Ocular e integra el servicio de Oftalmología del Hospital Alemán. La presión ocular no produce síntomas, razón por la cual es muy importante hacer controles oftalmológicos de rutina para poder diagnosticar el glaucoma, patología que genera una pérdida progresiva de la visión.

¿El uso de la ordenadores seca los ojos?

Verdadero

Al igual que cualquier actividad de lectura, el empleo de computadoras disminuye la frecuencia de parpadeo, que genera una reducción de la producción de lágrimas durante esta actividad. Para mejorar esta situación se puede intentar con parpadear más seguido o aplicar lágrimas artificiales.

¿Que es mejor para los ojos, el frío o el calor?

Depende

En caso de tener una inflamación como conjuntivitis, el frío es mejor ya que posee propiedades analgésicas y antinflamatorias por la vasoconstricción que genera. Sin embargo, el calor es el tratamiento de primera línea en los pacientes que padecen ojo seco, en especial, cuando es producto de una alteración en la calidad de las lágrimas, que son los más frecuentes. En estos pacientes, existe obstrucción de las glándulas que producen aceite -ubicadas detrás de las pestañas y denominadas glándulas de Meibomio-. El calor derrite los coágulos que las bloquean y restablece la secreción. Existen máscaras de calor específicamente diseñadas para los pacientes con este cuadro.

¿El sol daña los ojos?

Verdadero

El sol emite radiación ultravioleta que es la responsable de generar daño en las estructuras oculares y capaz de producir inflamaciones en la córnea, catarata, lesiones en la retina y tumores en la superficie del ojo. Los tumores han aumentado en incidencia en los últimos años, pueden ser malignos o benignos; el más frecuente es el pterigion.

El pterigion es un crecimiento anormal de la conjuntiva (tejido blanco que rodea el globo ocular) sobre la córnea, ocurre con más frecuencia en personas que trabajan al aire libre y, en especial, sin la protección ocular adecuada. Tiene una prevalencia de entre 2 y 15%, más alta en los países cercanos a la línea del Ecuador por los mayores niveles de exposición a los rayos ultravioletas. Es dos veces más frecuente en hombres que en mujeres. Por eso, es importante utilizar anteojos con protección y escoger un armazón envolvente, que proteja de los rayos laterales que provienen de los costados.

¿Utilizar gafas sin receta y comprados en la calle puede ser riesgoso?

Verdadero

En primer lugar, las gafas compradas sin receta tienen la misma corrección en ambos ojos y en la mayoría de los pacientes siempre existe una pequeña diferencia entre un ojo y el otro que es importante corregir.

Por otro lado, estas gafas son producidas de manera masiva y no tienen en cuenta la distancia interpupilar de cada individuo -la distancia que hay entre los dos orificios negros que están en el centro del iris-. Esto genera que las gafas no estén bien centradas y que haya síntomas como astenopia, que es un dolor de cabeza producido por la mala corrección de los defectos refractivos. Es como cambiar las gomas del auto, pero que no estén bien centradas y balanceadas. Cada paciente es diferente y necesita un anteojo personalizado, por eso la visita oftalmológica permite optimizarlos en base a las características de cada paciente. Además de aprovechar para controlar la presión ocular y la retina en busca de patologías que, diagnosticadas a tiempo, pueden prevenir una pérdida de visión.

fuente: Clarin
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s