PUNTEROS LÁSER: UN PELIGRO REAL PARA LA VISTA

No es un mito urbano. Los punteros láser pueden ocasionar daños permanentes en la retina. Así lo demuestra el caso de un niño de 9 años en Grecia, que perdió la visión en su ojo izquierdo por mirar directamente el rayo de luz que emiten estos objetos.

Cuando sus padres lo llevaron al médico, los doctores encontraron un hoyo grande en la mácula de la retina del ojo izquierdo, tal y como documenta un artículo publicado en la revista médica New England Journal Medicine. Para ese momento su visión en ese ojo era de 20/100 y no 20/20 (el rango ideal).

El pequeño admitió haber mirado directamente un puntero láser color verde con el que había estado jugando. Su padre había comprado el láser a un vendedor ambulante para regalarlo como juguete al pequeño.

Los médicos decidieron no operar ya que el daño era permanente y la cirugía no hubiera sido capaz de revertirlo, incluso si lo hubieran llevado de inmediato luego de que ocurriera el incidente (no fue el caso ya que el niño tardó meses en reportar los síntomas).

Más dañinos que el sol

Si bien en EEUU, las agencias de salud ya restringen la venta de los punteros de mucha potencia debido a los riesgos que representan para la visión, muchos de estos siguen estando disponibles en la web. La FDA establece que los punteros con una intensidad menor a 5 miliwats no representan mayor riesgo si se usan correctamente y nunca como juguetes.

Advierten que mirar directamente uno de esos punteros puede ser más dañino que incluso ver el sol.

Aquellas personas que los usan para el trabajo, deben asegurarse de mantener los punteros lejos del alcance de sus hijos.

En 2010 hubo un caso similar de un joven de 15 años que compró un puntero láser en Internet y jugó con él frente a un espejo. En esa oportunidad, la Academia Estadounidense de Oftalmología emitió un comunicado que alertaba a los consumidores sobre los peligros de estos objetos.

“Los punteros láser de cualquier tipo no deben apuntar a ningún área cercana al ojo o a ninguna superficie reflexiva donde la luz pueda reflejarse. Esto puede ocasionar daños a la visión”, se lee en el documento.

Los síntomas a los que se debe estar atento después de usar estos punteros son dolor, enrojecimiento o ardor del ojo, sensibilidad a la luz. Es fundamental consultar a un oftalmólogo cuanto antes.

Entre los consejos que brinda la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) para manejar estos punteros están:

  • Nunca apuntar a otra persona.
  • Solamente activarlo para señalar un objeto cercano.
  • Nunca comprarlo a los niños.
  • Asegurarse de que la etiqueta diga que ese puntero cumple con el Capítulo 21 del Código de Regulaciones Federales y que sea apto para uso de todo público y no personas debidamente entrenadas.

fuente: univisión

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s