LA EXPLORACIÓN OFTALMOLÓGICA PUEDE DETECTAR LOS PRIMEROS SÍNTOMAS DE ALZHEIMER

Dos estudios presentados en la 122º Reunión Anual de la Academia Americana de Oftalmología (AAO 2018, por sus siglas en inglés) han demostrado que una simple exploración de los pequeños vasos de la retina, situados en la parte posterior del ojo, pueden distinguir entre las personas que tienen enfermedad de Alzheimer y las que solo tienen un deterioro cognitivo leve.

Estos estudios han evaluado la eficacia de un nuevo dispositivo de imagen no invasivo que puede ‘ver’ los signos de la enfermedad de Alzheimer en cuestión de segundos. Así, muestra que estos vasos sanguíneos están alterados en pacientes con la enfermedad y que, incluso, identifican a los pacientes con antecedentes familiares de Alzheimer pero que aún no tienen síntomas.

Este nuevo tipo de imagen, llamada angiografía por tomografía de coherencia óptica (OCTA, por sus siglas en inglés) permite a los médicos ver las venas más pequeñas en la parte posterior del ojo, incluidos los glóbulos rojos que se mueven a través de la retina. Debido a que la retina está conectada al cerebro a través del nervio óptico, los investigadores creen que el deterioro de la retina y sus vasos sanguíneos puede reflejar los cambios que ocurren en las estructuras cerebrales, lo que ofrece una ventana para observar el proceso de deterioro en el Alzheimer.

Su importancia crece porque autalmente diagnosticar esta enfermedad es un desafío. Algunas técnicas pueden detectar signos de la enfermedad, pero no son prácticas para detectar a millones de personas: las exploraciones cerebrales son costosas y las punciones lumbares pueden ser dañinas. En cambio, la enfermedad a menudo se diagnostica mediante pruebas de memoria u observación de cambios de comportamiento. En el momento en que se notan estos cambios, la enfermedad ya está avanzada.

Aunque no existe cura, los investigadores explican que el diagnóstico temprano es fundamental, ya que los tratamientos futuros probablemente serán más efectivos cuando se administran de forma temprana. Por todo ello, el objetivo de esta última investigación es encontrar una manera rápida y económica de detectar los primeros signos del Alzheimer.

Estudios internacionales

Científicos de la Universidad de Duke han utilizado OCTA para comparar las retinas de los pacientes de Alzheimer con las de las personas con deterioro cognitivo leve, así como las personas sanas. Encontraron que el grupo de Alzheimer tenía pérdida de pequeños vasos sanguíneos de la retina en la parte posterior del ojo y que una capa específica de la retina era más delgada. Incluso las personas con deterioro cognitivo leve no mostraron estos cambios.

“Este proyecto satisface una gran necesidad insatisfecha. No es posible que las técnicas actuales, como una gammagrafía cerebral o una punción lumbar evalúen el número de pacientes con esta enfermedad. Casi todos tienen un miembro de la familia o familia extensa afectada por el Alzheimer. Necesitamos detectar la enfermedad antes e introducir antes los tratamientos”, ha explicado la autora principal de esta investigación, Sharon Fekrat.

Debido a que los genes desempeñan un papel importante en la forma en que comienza y progresa la enfermedad de Alzheimer, otro equipo de investigadores del Centro Médico Sheba en Israel ha examinado a 400 personas que tenían antecedentes familiares de la enfermedad pero no mostraron síntomas por sí mismos.

Compararon sus retinas y escaneos cerebrales con aquellos que no tienen antecedentes familiares de Alzheimer. Así, encontraron que la capa interna de la retina es más delgada en personas con antecedentes familiares. El escáner cerebral mostró que su hipocampo ya había comenzado a reducirse. Ambos factores, una capa de retina interna más delgada y un hipocampo más pequeño, se asociaron con una puntuación peor en una prueba de función cognitiva.

“Una exploración cerebral puede detectar la enfermedad de Alzheimer cuando la enfermedad está más allá de una fase tratable. Necesitamos una intervención de tratamiento antes. Estos pacientes tienen un riesgo tan alto”, ha concluido el investigador principal, Ygal Rotenstreich.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s