DEPORTE Y DISCAPACIDAD. CLASIFICACIÓN SEGÚN LA IBSA

Categorías o clasificaciones deportivas de los discapacitados visuales:
La IBSA ha desarrollado un sistema de clasificación de los atletas, en tres niveles, según el grado de discpacidad visual, con el fin de organizar competencias equilibradas y adaptar las reglas e instalaciones.

Los tres niveles son:
B1: Totalmente o casi totalmente ciego; desde no percepción de luz a percepción de luz pero inhabilidad para reconocer la forma de una mano.
B2: Parcialmente vidente; capaz de reconocer la forma de una mano hasta una agudeza visual de 2/60 o un campo visual de menos de 5 grados.
B3: Parcialmente vidente; agudeza visual desde 2/60 a 6/60 o un campo visual desde 5 a 20 grados.

El deporte de las personas con discapacidades visuales se organiza y regula en las siguientes áreas:
Atletismo
Ciclismo
Diez Bolos
Esquí alpino
Esquí de fondo
Fútbol sala
Goalball
Judo
Natación
Nueve Bolos
Powerlifting
Showdown
Tiro
Tiro con arco
Torball

Deporte adaptado: Se entiende por deporte adaptado aquella actividad físico deportiva que es susceptible de aceptar modificaciones para posibilitar la participación de las personas con discapacidades físicas, psíquicas o sensoriales. Ejemplo: fútbol sala para discapacitados visuales.

Deporte específico: Se entiende por deporte específico aquella actividad físico deportiva que es creada para personas con algun tipo de discapacidad, como, por ejemplo, el goalball.
GOALBALL:
El Goalball es el único deporte paralímpico creado específicamente para personas invidentes o con deficiencia visual. Participan dos equipos de tres jugadores. El juego se basa principalmente en el sentido auditivo para detectar la trayectoria de la pelota, la cual lleva en su interior cascabeles que suenan al movimiento del balón; por lo que este deporte requiere una gran capacidad de orientación espacial para poder interceptar el balón, situarse estratégicamente en el campo y realizar el lanzamiento.

Un dato a destacar es que todos los jugadores llevan antifaces opacos para igualar la falta de visibilidad de los participantes. En algunas competiciones los jugadores además del antifaz deberán usar parches oclusivos.
Historia: El austríaco Hanz Lorenzen, y el alemán Sett Reindle inventaron este juego en 1946 como parte de un programa de rehabilitación para veteranos minusválidos de la II Guerra Mundial con el fin de que los veteranos que habían perdido total o parcialmente la visión desarrollaran toda su capacidad de concentración y cualidades físicas. En los Juegos Paralímpicos de 1972 en Heidelberg (Alemania) se realizó una exhibición de este deporte, para entrar a formar parte como Deporte Paralímpico en las siguientes paralimpiadas. Toronto 1976.

En 1982 la Asociación Internacional de Deportes para Ciegos (IBSA) crea el subcomité de Goalball con el objetivo de unificar el deporte a nivel mundial y revisar periódicamente la reglamentación. Desde entonces la IBSA, a través del Subcomité de Goalball es el encargado de: las sanciones en las competiciones oficiales; certificar a los árbitros y revisar el reglamento con una periodicidad de cuatro años.
Reglamento: El partido tiene una duración de 24 minutos totales divididos en dos tiempos de doce minutos. Hasta el 2010 la duración del partido era de 20 minutos en dos tiempos de 10, tal como indicaba la normativa IBSA 2006 – 2010. Cada equipo se sitúa en un lado de la pista, junto a la portería de nueve metros de ancho. El objetivo: mediante el lanzamiento con la mano del balón, introducirlo en la portería del equipo rival. Cualquiera de los tres miembros del equipo que defiende intentará que el balón no rebase la línea de gol.

Palmarés español: La selección nacional masculina de goalball terminó segunda en el torneo internacional de Vilnius (Lituania), disputado del 19 al 21 de agosto, y que se enmarcaba dentro del plan de preparación para el Campeonato de Europa del mes de octubre en Dinamarca.
En los paraolímpicos de Atenas de 1996 España obtuvo dos medallas de bronce.
En 2011 el equipo femenino español se ha hecho con la cuarta plaza en la duodécima edición del Campeonato de Europa de Goalball, organizado por la IBSA, que se ha celebrado en el estadio deportivo Assens Arena entre el 17 y el 23 de octubre, mientras que el equipo español masculino ha sido sexto.

FUTBOL SALA PARA DISCAPACITADOS VISUALES:
Historia: El fútbol ha sido desde siempre y lo sigue siendo, un deporte destacado en los calendarios de la FEDC. Todo ese poder de convocatoria de práctica deportiva sin reglar, se vio canalizado de manera oficial y regular a partir de 1986, año en que se disputó en Torrejón de Ardoz (Madrid), el I Campeonato de España de Fútbol Sala, categoría B1, con quince equipos de esta categoría. Luego de un año (1987) sin competición, a partir de 1988, en Salou (Tarragona), se consolidaron los campeonatos de España, disputándose de manera ininterrumpida hasta la fecha.
Para estos campeonatos se clasifican los 6 mejores equipos en la categoría B1 (ciegos totales) y los 8 mejores equipos de la categoría B2 (deficientes visuales). En el marco internacional, un deporte con tantos practicantes como el fútbol sala, pudo tener un escenario internacional para discutir su futuro y su desarrollo, a partir de 1995, cuando la International Blind Sports Asociation, ante innumerables peticiones, creó el Subcomité de Fútbol Sala encargado de definir un reglamento internacional. Dicho reglamento ha posibilitado que la promoción de este deporte, actualmente en auge y con grandes expectativas de crecimiento en el futuro, se extienda por todos los países afiliados a IBSA.
Hasta la fecha ciudades como Barcelona (España), Oporto (Portugal) o París (Francia) en Europa, o Asunción (Paraguay), Buenos Aires (Argentina) o Sao Paulo (Brasil), en Sudamérica han sido testigos de campeonatos europeos o americanos, sumados a los dos campeonatos mundiales disputados en Brasil y España, fueran considerados por el Comité Paralímpico Internacional como argumento válido para ser inscrito en sus calendarios paralímpicos.
El fútbol sala para ciegos, con retraso pero no tarde, estuvo presente en Atenas 2004.
Reglamento: Por lógicas e inevitables razones, se han realizado adaptaciones al reglamento de la Federation International Football Association (FIFA), que es en el que se basa el reglamento de IBSA (International Blind Sports Association).
1. El balón:
Es la principal adaptación que tiene el fútbol sala para ciegos. Naturalmente es el gran objetivo dentro del juego, pero en este caso adquiere una doble importancia debido a que su sonoridad es decisiva y determinante, convirtiéndose en primordial para la orientación del jugador. Es de cuero.
2. Dimensiones y superficie de juego:
El fútbol sala para ciegos de IBSA se disputa al aire libre por la importancia que tiene la percepción acústica en los deportes para ciegos, y con la intención de evitar la inadecuada resonancia de los estadios cerrados, que resulta incómoda para los jugadores.
Las dimensiones del campo de juego son de cuarenta metros de largo por veinte metros de ancho. Su superficie es de cemento o de césped artificial. Este tipo de material ha sido seleccionado por estar relacionado directamente con la necesidad imperiosa que el balón tiene de emitir sonido. Por este importantísimo motivo fue descartado el césped natural, debido a que no ofrecía garantías de sonoridad al contacto con el balón, limitando la orientación de los jugadores.
3. Número de jugadores y sustituciones: Cada equipo está formado por un portero y cuatro jugadores de campo. Las sustituciones son ilimitadas, pudiendo reingresar los jugadores que son sustituidos.
4. Área de penalti y área del portero:
El área de penalti es semicircular de seis metros, y dentro de esta se encuentra el área de portero. Ésta, a su vez, es rectangular y mide cinco metros de largo, por dos metros de ancho, con la intención de limitar la maniobrabilidad del portero, que en su condición de deficiente visual y poseedor de resto visual, tendría grandes ventajas sobre el jugador ciego si tuviera a su disposición la movilidad en el área de penalti.
5. Vallas laterales y saques de banda:
Los dos laterales del campo de juego quedan configurados por unas vallas que poseen una oscilación de altura entre 100 ó 120 centímetros. Son de material sintético o de madera, y se convierten en una importante aportación a la orientación de los jugadores, además de facilitar un juego rítmico y sin tantos saques de bandas. En los casos en que el balón supera la altura de estas vallas, se realiza un saque de banda con los pies, en la zona en donde el balón superó a la valla.
6. Equipación de los jugadores:
La equipación general de los jugadores es la habitual del fútbol y es exactamente igual a la contemplada en el reglamento de fútbol sala de FIFA, aunque el jugador ciego tiene la opción de usar rodilleras, y una cinta que protege el frontal, parietales y occipital. Esta es una cinta tubular, con esponja por dentro y forrada de tela de toalla para una mejor absorción de la transpiración. El antifaz es de uso obligatorio. Se trata de un antifaz de tela de toalla de color blanco. Esta medida tiene como intención la de igualar la falta de percepción lumínica que distintas patologías visuales poseen, a pesar de ser considerados deportistas ciegos. Además al ser tan amplias y complejas las distintas patologías, y con la intención de asegurar la justicia deportiva, cada jugador que posea globo ocular deberá colocarse unos parches de cinta adhesiva por debajo del antifaz para garantizar la igualdad. No se colocarán parches oculares en aquellos ojos que sean portadores de prótesis.
7. Porterías:
Son las mismas porterías que contempla el reglamento de fútsal de FIFA, es decir, miden 2 metros de altura por 3 metros de ancho.
8. Tiempo de juego:
El tiempo de juego de un partido es de cincuenta minutos divididos en dos tiempos de 25 minutos cada uno, con un descanso de 10 minutos entre un período de juego y otro. El reloj se detiene en el caso de todas las sustituciones de jugadores, así también como en los tiempos muertos que soliciten los entrenadores de los equipos y en cada momento que los árbitros lo estimen oportuno.
9. Equipo arbitral y megafonía: Dos árbitros dirigen los partidos, asistidos por un anotador-cronometrador. Cada árbitro dirige por un lateral del campo de juego, evitando de esta manera realizar carreras en diagonal dentro del campo de juego que pueden interferir en el desarrollo del partido. De estos dos árbitros, uno es el denominado árbitro principal y el otro árbitro asistente, de manera que en caso de disparidad de criterio, prevalecerá el del árbitro principal.
El anotador–cronometrador se ubica en el centro del campo de juego por detrás de la valla lateral. Es el encargado de controlar el tiempo de juego, los tiempos muertos, y de toda la elaboración administrativa del partido, cumplimentando las actas arbitrales y haciendo constar en estas todas las incidencias que los árbitros le trasmitan.

Junto al anotador-cronometrador, se ubicará la persona encargada de la megafonía del partido, que tendrá la función de verbalizar todas las incidencias por las que el juego se interrumpe, de manera que los jugadores estarán siempre informados de las decisiones arbitrales, de manera de agilizar las acciones y posiciones de los jugadores en el campo de juego, cada vez que el juego sea interrumpido por una decisión arbitral.

Además, la megafonía será la encargada de solicitar silencio al público asistente, cuando así lo estimen conveniente los árbitros, por entender que el murmullo del público pueda afectar la orientación de los jugadores.
Participantes: El fútbol sala para ciegos también es llamado fútbol B1, ya que está diseñado para ser jugado sólo por personas no videntes pertenecientes a la clase B1 de la reglas de la IBSA (por ello todos los participantes han de llevar un antifaz, para igualar su discapacidad).
Palmarés español: España debutó en este deporte en las Paraolimpiadas de Barcelona de 1992.
MUNDIALES: La selección española de futbol sala para discapacitados visuales fue en el año 1996 subcampeona del mundo.
EUROPEOS: La selección española de fútbol sala para discapacitados visuales ha sido tres veces campeona de Europa.

Anuncios

2 comentarios en “DEPORTE Y DISCAPACIDAD. CLASIFICACIÓN SEGÚN LA IBSA

  1. Hola quisiera saber si puedo entrar o como puedo hacer para participar de actividad deportiva…quiero jugar al futbol…..yo solamente cuento con ,la vista d un.solo ojo….tube desprendimiento d retina,neurologicamente muerto…me llamo miguel tengo 46 años soy d rio negro!!! Muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s